El nuevo hallazgo en la municipalidad de San Fernando se hizo luego de que militares detuvieron a un hombre que confesó haber participado en el secuestro y asesinato de pasajeros de autobuses que habrían sido inhumados clandestinamente, informó la noche del domingo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Efectivos militares detuvieron a Armando César Morales Uscanga, implicado en el secuestro y asesinato de pasajeros de autobuses los días 24 y 29 de marzo pasado en San Fernando, Tamaulipas. El detenido proporcionó datos para la localización de cuatro fosas clandestinas, de las cuales han sido rescatados 16 cadáveres y dijo haber participado en la inhumación ilegal de los 43 cuerpos localizados en la misma área el miércoles pasado.

Al momento de su detención, el personal castrense le aseguró un arma larga, dos mil 942 dólares y 22 mil 590 pesos, expuso la Sedena.

Autoridades habían localizado hasta el viernes 10 fosas con 72 cadáveres y detenido a 14 presuntos responsables, a quienes se vincula con el cartel de Los Zetas.

San Fernando, cerca de la frontera con Estados Unidos, fue escenario en agosto de 2010 de una masacre de 72 migrantes, en su mayoría centro y sudamericanos, atribuida a ese mismo grupo del crimen organizado.