NOTA: El "niño genio mexicano" a punto de graduarse

VIDEO: ¿Cuáles son los gustos de un niño genio?

Aún juega a las muñecas y a las atrapadas, sin embargo ya está estudiando una carrera universitaria. Se trata de Dafne Almazán Anaya, quien a los 10 años ya terminó de cursar la primaria, la secundaria y la preparatoria, por lo que desde hace dos semana estudia Psicología a nivel licenciatura en el Instituto Tecnológico de Monterrey, bajo un plan semipresencial.

“Estoy muy contenta porque hace algunos años me puse esa meta y ya la logré, por lo que ahora es tiempo de planear otras”, platicó Dafne a Publimetro en el Centro de Atención al Talento (Cedat).

Ella rompió la marca de su hermano mayor Andrew, quien había sido el más joven en cursar la universidad en México a los 12 años, convirtiéndose a los 16 en el psicólogo más joven del país. “Me llevo muy bien con él. Me da consejos, jugamos mucho y vemos películas. Es un buen ejemplo a seguir”, aseguró Dafne.

Novelas, Pinoccio, las Crónicas de Narnia y los libros de su abuelo y de su hermano son sus lecturas favoritas. “Leo diario, cuando tengo un tiempo libre. No me gusta ver la tele, únicamente películas y documentales que es lo que me llama la atención”, finalizó.

El talento lo tiene de familia

Dafne es la hermana menor de Andrew Almazán Anaya, el llamado niño genio mexicano, quien dentro de un año, además de ser psicólogo, se titulará como médico.

Entre ellos dos está Delanie, quien a sus 14 años también ya está en la universidad, aunque ella prefiere manternerse lejos de los reflectores. Además, su prima, Nicole Munk Anaya, de siete años de edad, también ha mostrado talento especial, aunque ella cursa sus estudios normalmente.

“Tener un niño talento realmente es un reto. Creemos que es una gran alegría, pero en México es difícil de manejarlo. Como los padres no saben qué hacer los mandan al psicólogo o los medican, lo que es un error”, aseguró el doctor Asdrubal Almazán, papá de los niños genio y director del Centro de Apoyo al Talento.

A detalle

Dafne cursó la primaria de los seis a los siete años; la secundaria, de los siete a los ocho; y la preparatoria, de los ocho a los 10. Además de Psicología, le gustaría estudiar Derecho y Nanotecnología.

Poca atención

El Cedat (www.cedat.com.mx) atiende a alrededor de 200 niños que en un principio fueron diagnosticados con déficit de atención.

En México se calcula que cerca de un millón de menores tienen capacidades sobresalientes, aunque no siempre son detectados.