Con una extensión de 30 kilómetros, la Ecovía se construye desde ayer, conectará a Monterrey con Guadalupe y sustituirá a la línea 3 del metro.

El proyecto contempla carriles exclusivos para el transporte público en las avenidas Lincoln y Ruiz Cortines deberá quedar concluido en mayo de 2012.

“Ecovía viene a ser el equiparable a la Línea 3 del metro atravesando toda la ciudad y estamos haciendo 30 kilómetros de Ecovía en tan sólo un año de construcción”, expresó el gobernador Rodrigo Medina.

El proyecto tendrá un costo de mil 700 millones de pesos, en donde el estado, la federación y Banobras realizarán aportaciones.

Los carriles estarán interconectados con el metro, que actualmente tiene una extensión de 32 kilómetros, más los 30 de la Ecovía.

Una de las preocupaciones de la ciudadanía es el impacto que la obra traerá, por lo que las autoridades señalaron que sólo se afectará un carril a la vialidad.

“Va a haber alguna afectación, lo que estamos tratando de hacer es que sea mínima y hacer la obra lo más pronto posible. El secretario de obras públicas ya hizo un compromiso para terminar la obra civil en mayo del año que entra”, explicó el mandatario.

García, Juárez, Apodaca y Cadereyta serán los municipios que tendrán un fácil acceso a la Ecovía.

La infraestructura correrá a lo largo de Monterrey, San Nicolás y Guadalupe, y dará servicio a 200 mil usuarios del transporte público diariamente.

En cuanto a los autobuses, se caracterizan por tener piso bajo con accesibilidad universal y climatizados.