En las comunidades serranas de Arroyo Seco, Huixiopa, la Tuna y Tareapa, en Badiraguato, los alumnos y maestros dejaron de asistir a las escuelas de nivel básico a causa de nuevos brotes de violencia e inseguridad, derivados de pugnas entre gavillas y grupos rivales.


Gómer Monárrez González, secretario de Educación Pública y Cultura del Estado, dijo que el reporte que se tiene es que cerca de 200 estudiantes de nivel básico abandonaron las aulas ante el clima de inseguridad, por lo que el personal docente se ausentó de las escuelas.
 
Según el funcionario, la inseguridad se volvió a presentar en las mismas comunidades, donde en junio pasado, varias familias abandonaron sus hogares y se notificó a los maestros no acudir a sus centros escolares por la inseguridad que prevalecía.
 
Monárrez González explicó que la mayoría de los planteles educativos que operan en la zona serrana de Badiraguato, se encuentran encuadrados al sistema del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), por lo que sólo se atiende, en cada uno de ellos, un máximo de 15 estudiantes.
 
El secretario de Educación local notificó de la situación que se vuelve a presentar en comunidades como Arroyo Seco, Huixiopa, la Tuna y Tareapa al Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros para que convoque al Gabinete de Seguridad Estatal.
 
La petición busca que el ejército y la policía vuelvan a patrullar esas regiones para dar tranquilidad a sus habitantes y reanudar a la brevedad posible las clases.
 
El lunes pasado, el presidente municipal de Badiraguato, Mario Valenzuela López, atribuyó a una pugna entre dos bandas, entre ellas "la de los Pintos", los nuevos brotes de violencia presentados en Tereapa.
 
Comentó que en Huixiopa, los habitantes le notificaron que el Ejército se había retirado de la zona, por lo que solicitó que retornara el patrullaje en la sierra de su municipio.
 
El pasado fin de semana, en Tareapa, un grupo armado incendió dos viviendas y un vehículo, por lo que sus escasos habitantes, cinco mujeres y doce adolescentes, solicitaron protección para abandonar sus hogares y buscar refugio con familiares en la capital del estado.
 
Un día antes, la madrugada del jueves 16 de septiembre, dos hombres con lesiones de arma de fuego fueron trasladados desde la sierra de Badiraguato, uno en una ambulancia y otro, en un vehículo particular a hospitales de Culiacán. Uno de ellos, falleció en el camino.
 
El segundo, identificado como Julio César N, con una lesión de bala en la cabeza, fue degollado, dos días después, en el área de Terapia Intensiva, de la clínica de Rehabilitación y Especialidades, en esta ciudad capital.
 
Sobre los hechos, el Procurador de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, dijo que se abrió investigaciones por separado, una relativa a la destrucción de dos viviendas y un vehículo en Tareapa y otra por los decesos de las dos personas trasladadas con heridas.

En junio pasado, un grupo armado que recorrió las comunidades de Arroyo Seco, Huixiopa, La Tuna, la Palma y Tamiapa, pidió a sus habitantes abandonar sus hogares, ante posibles enfrentamientos armados.
 
Las autoridades militares y civiles atribuyeron la ola de violencia a disputas entre Aureliano Guzmán Loera, hermano de Joaquín, "El Chapo" Guzmán y los Beltrán Leyva, asociados con Isidro Meza Flores, "El Chapo Isidro".
 
Según la información dada a conocer sobre los hechos de junio, por el Secretario de Seguridad Pública del Estado, Genaro García Castro en Huixiopa y la Tuna, se comprobó que cuatro viviendas fueron destruidas a tiros e incendiadas al igual que un vehículo.

TE RECOMENDAMOS

Fingir asaltos, el nuevo modus operandi de ladrones en Edomex

LO MÁS VISTO EN VIDEO