Luego de que ocurriera un deslave en el tramo 9+500 de la carretera Naucalpan-Toluca, autoridades y vecinos acordaron dejar libre un carril para la circulación vehicular por ambos sentidos.

Un deslave por tuberías rotas ocasionó que se cayera un puente peatonal y parte de la carretera, por lo que los vecinos pidieron que se haga un estudio a fondo de las condiciones del lugar y, aunque en un pricipio se oponían, llegaron a un acuerdo para abrir un carril a la circulación en ambos sentidos.

En el lugar ya se encuentra maquinaria para reparar el tramo socavado, además se demolió el puente peatonal, ante el riesgo que representa por daños en su estructura 

Las autoridades recomendaron a los conductores usar vías alternas y evitar el paso por la carretera Naucalpan-Toluca.