Los más de siete meses de plagio de Diego Fernández de Cevallos estarían a punto de llegar a su fin. El grupo que habría secuestrado al panista y que se identifica como los Ex Misteriosos Desaparecedores envió un comunicado por internet en el que asegura que el político será liberado en los próximos días, publicó Milenio.

Fernández de Cevallos fue plagiado en su rancho La Cabaña, ubicado en el municipio de Pedro Escobedo, en Querétaro, el pasado 14 de mayo. La PGR informó que el político había sido secuestrado, luego de que en la camioneta donde viajaba se hallaran huellas de violencia, aunque en primer momento se habló de un estatus de "desaparecido".

Tras iniciar los peritajes, las instancias judiciales desistieron de continuar con la investigación a petición de la familia, pues querían lograr una negociación con los presuntos delincuentes sin poner en riego la integridad de "El Jefe Diego".

Los supuestos delincuentes se dieron a conocer en tres ocasiones: el 19 de mayo, 26 de julio y el 13 de septiembre, con fotografías y cartas, que fueron corroboradas por integrantes del círculo familiar del ex senador.

El pasado 27 de noviembre el diario El Universal publicó en su edición del sábado que Diego Fernández de Cevallos había sido liberado de su cautiverio, de acuerdo a una fuente cercana a la familia, que después describiría como un "sobrino" del abogado. Sin embargo, Milenio desmintió la nota, que se confirmó con el transcurso de las horas, pues por lo menos públicamente no apareció el litigante.

Este sería el cuarto comunicado enviado por el grupo sobre el caso de "El Jefe Diego". En 12 cuartillas y dividido en tres partes, el "Epílogo de una desaparición", como titulan el texto, se resume la carrera pública del abogado desde la perspectiva de los plagiarios y encuadrando la labor política del ex senador en el momento actual de violencia en el país.

El "¡Ya Basta!" de los plagiarios

Como se ha encontrado en las comunicaciones anteriores, el lenguaje usado dista mucho de un grupo del crimen organizado, pues sus arengas políticas y sus citas radicales hacen pensar más en un grupo subversivo, aunque desde el primer momento se desechó la teoría de la guerrilla, o por lo menos de las agrupaciones conocidas.

En el más reciente texto, después de hacer una cita de Bertolt Brech, el manifiesto refiere que el gobierno ha permitido y fomentado el clima de violencia destructiva en el país, con muestras más crueles y abominables, " el conflicto no sólo ha dejado decenas de miles de personas muertas, sino terror e incertidumbre entre los vivos”.

Ahora ya como "Ex Desaparecedores", los integrantes de este grupo que firma como "Red de Transformación Global" hacen referencia a distintos niveles de violencia que sufren los mexicanos: la del hambre, desempleo, migración, delincuencia infantil y juvenil, de la trata de personas, de las muestras silenciosas que atentan contra los derechos, que provocan que los grupos sociales griten: "¡Ya Basta!".
 
Antes de iniciar el "análisis" sobre Diego Fernández de Cevallos, el texto se pronuncia en contra del neoliberalismo y las formas y personajes que han provocado la depredación de los recursos y bienes de los mexicanos. En una clara alusión a la lucha de clases, el texto se polariza a los "ricos" y "pobres".

Después de centrar su crítica contra el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, figura de la etapa destructiva del país, dirigen sus baterías contra "El Jefe Diego", a quien señalan partícipe de la mafia, de aquellos que se beneficiaron, a la par de él, de los trabajos realizados y las empresas con las que se vinculó.

Se ufanan del secuestro


Desde la perspectiva del grupo, haber raptado a Diego Fernández de Cevallo fue un "golpe a la plutocracia", pues fue exhibido y obligado a devolver una milésima parte de lo robado.

“Diego parecía intocable hasta aquella noche en que su pasado oscuro lo alcanzó y, muy a su pesar, tuvo que responder a algunos de sus actos y verse en el espejo de nuestra mirada que reflejó su hechura de corrupto, prepotente y voraz expropiador”, se describe en el documento.