Los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Ardelio Vargas y Arturo Zamora destacaron que su partido "no regateará ni un peso" al presupuesto de las Fuerzas Armadas, pues, coincidieron, es la única institución capaz de enfrentar la crisis de violencia.

Vargas Fosado, quien preside la comisión, señaló que el aumento propuesto por el gobierno federal para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) es de 4 mil millones de pesos, que en términos reales, dijo, equivale a la mitad, pues en 2011 se prevé aumentar el salario de los soldados.

Por ello, señaló que la comisión avaló un aumento de aproximadamente 13 mil 300 millones de pesos para la Sedena con lo que el presupuesto total del organismo para 2011 sería de alrededor de 64 mil millones de pesos.

Dicho aumento, agregó, serviría para contratar a 10 mil soldados más; comparar camionetas rápidas para persecuciones; mantenimiento de aviones Hércules C-130; así como para la adquisición y reparación de armamento, chalecos antibalas y paracaídas.

El diputado federal consideró que las disputas entre cárteles del narcotráfico llegarán a sus máximos niveles de violencia durante los próximos meses por lo que "se exigirá una mayor participación del Ejército" en la lucha contra el crimen organizado.

A su vez el integrante de la comisión, Arturo Zamora agregó que con el aumento en el presupuesto se crearán 18 batallones, cada uno con 600 soldados que se instalarán en Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua, Zacatecas, Coahuila, Sonora, Durango y Sinaloa,

Además de que se reforzarán zonas criticas en Michoacán, Veracruz, Guerrero, estado de México y Morelos.

"Se requieren 10 mil efectivos adicionales para las labores de seguridad nacional, combate a la delincuencia y desastres naturales, ya que tenemos batallones que pasan de atender lluvias en Veracruz a combatir narcotraficantes en Nuevo León o Chihuahua y que no tiene un día de descanso en tres o cuatro meses", agregó.