WASHINGTON. Donald Trump dijo que, en caso de ser electo presidente, revertirá los esfuerzos de Barack Obama para normalizar relaciones con Cuba, a menos que la isla se apegue a ciertas "demandas".

Durante un mitin en Miami, Trump dijo que esas exigencias incluirán libertad política y religiosa para el pueblo cubano y la liberación de todos los presos políticos.

Trump señaló que "estará con el pueblo cubano en su lucha contra la opresión comunista"

El comentario representa una nueva retractación para el candidato republicano, quien previamente había dicho que respaldaba la idea de normalizar relaciones, pero que deseaba que Estados Unidos hubiera negociado un mejor acuerdo.

"Cincuenta años son suficientes", dijo el año pasado al Daily Caller.

El viernes, Trump dijo que el acuerdo solo beneficia al régimen de Castro.