En uno de los golpes más fuertes a la ordeña de combustible en el País, el Ejército aseguró en Escobedo, Nuevo León, casi 300 mil litros de gasolina y diesel.


En un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional informó que sus elementos confiscaron 208 mil litros de diesel y 90 mil litros de gasolina, además de lograr la detención de tres personas.


También se reveló que en el lugar se aseguraron 26 mil pesos en efectivo.


Según registros periodísticos, el único referente similar en el Estado se dio el 23 de julio de 2009, cuando las autoridades federales recuperaron 200 mil litros de gasolina Premium que estaban en dos cisternas enterradas en una casa de campo del Municipio Los Ramones.


A nivel nacional, entre los mayores golpes a la ordeña, están los registrados en Reynosa en septiembre de 2008, cuando, con diferencia de una semana, el Ejército aseguró 225 mil y 195 mil litros de condensado, extraído ilegalmente de la Cuenca de Burgos.


Un mes después, Pemex recuperó 270 mil litros de condensado ordeñado de la misma cuenca.


Aunque la Sedena no dio a conocer ayer las identidades de los detenidos y de dónde son originarios, sí precisó que se trata de dos hombres y una mujer implicados en la venta ilegal de los hidrocarburos.


Tampoco refirió en el documento si los tres arrestados están relacionados con algún grupo de la delincuencia organizada.


El operativo se realizó el viernes en la Colonia Camino a las Pedreras, aunque la información se dio a conocer ayer.


En el lugar del aseguramiento, según fuentes de seguridad, los militares vieron a los tres sospechosos haciendo maniobras cerca de unas cisternas con combustible.

Crece ordeña en NL

El robo de combustibles en Pemex va a la alza en Nuevo León.


De acuerdo con cifras oficiales de la paraestatal, el Estado ocupa el quinto lugar en tomas clandestinas detectadas con 47 hasta julio de este año.


En el 2010 se ubicó en el segundo lugar con 66 casos. Y este mismo año se reportó una perdida de 3 mil millones de pesos por este tipo de delitos en todo el País.


Apenas el 19 de julio, militares realizaron otro decomiso de diesel en el kilómetro 42 de la Carretera Libre a Reynosa, en Cadereyta.


Esa ocasión aseguraron al menos 2 mil 840 litros y pipas que contenían más combustible, que no fue cuantificado.


Había en el lugar 8 pipas, una cisterna y 20 tambos de diversas capacidades que eran utilizados aparentemente en el robo.