El próximo jueves el Zócalo, donde ya no circulan microbuses ni autobuses, será cerrado al tránsito de vehículos con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Auto, informó la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México.

De esta manera, a la Plaza de la Constitución sólo podrán ingresar peatones, ciclistas y vehículos de emergencia como patrullas, ambulancias, bomberos, protección civil, entre otros.

Además, durante el 22 de septiembre el sistema de bicicletas públicas Ecobici, podrá ser usado por el doble de tiempo, es decir no sólo 45 miniutos, sino 90, sin que esto genere cargos adicionales a los usuarios.

TE RECOMENDAMOS

¿Es momento de pensar en tarifas de congestión en la CDMX?

CDMX a toda velocidad... ¿al colapso vial?: tiene el peor tráfico del mundo

Autos ahogan a la Ciudad de México

También se repartirán desde las 8:00 horas dos mil chalecos y placas reflejantes para ciclistas en 10 puntos de la capital que incluyen el Centro Histórico, Buenavista, Reforma, Revolución, Patriotismo, así como en lo biciestacionamientos masivos de La Raza y Pantitlán.

Otra acción que realizará Medio Ambiente con motivo del Día Mundial Sin Auto es ofrecer un mes adicional de manera gratuita en la membresía anual a las personas que se inscriban al servicio Ecobici, que opera en 42 colonias de las delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

La celebración del Día Mundial Sin Auto empezó en 1990 en algunos países como una manera de incentivar el uso racional para reducir el número de emisiones contaminantes; esta fecha coincide con la Semana de la Movilidad en la Unión Europea.

¿Colapso vial?

En la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) circulan 5.5 millones de vehículos; el Inventario de Emisiones 2012 de la Secretaría de Medio Ambiente menciona que esos autos consumen 47 millones de litros de combustibles al día.

En 20 años, el parque vehicular de la ZMVM creció más del doble, al pasar de dos millones en 1990 a 5.5 millones en 2015; a un ritmo de 250 mil autos por año para 2020 habrá 7.5 millones; datos del Centro Eure revelan que el parque vehicular creció más que la población de 1980 a 2010.

De acuerdo con el Índice Tom Tom 2016 sobre congestionamiento vehicular, la capital mexicana arrebató el primer lugar a Estambul como la urbe con el peor tráfico del mundo.

El ranking anual de Tom Tom -empresa británica- establece que los conductores de la Ciudad de México pasan el 59% de tiempo extra atorados en el tráfico vehicular a cualquier hora del día y en horas pico las cifra se eleva al 103%.

La saturación vehicular ha provocado la disminución de las velocidades a las que se circula en la Ciudad de México: mientras en 1990 la velocidad promedio era de 39 kilómetros por hora, en 2015 se redujo a 12 kilómetros por hora.

De acuerdo con el documento, a una velocidad de 10 kilómetros por hora un auto particular emite 13.3 gramos por kilómetro de monóxido de carbono, mientras que si circula a 30 kilómetros por hora, emite 9.5 gramos por kilómetro del mismo contaminante.

Un documento del Instituto Nacional de Salud Pública de febrero de 2015 alerta que la contaminación es el segundo riesgo medioambiental más importante para la salud humana, pues se calculan más de 20 mil muertes anuales atribuidas a la polución.