El Pastor Josmar Flores se las ingenió para grabar y producir un disco dedicado al Presidente Felipe Calderón ¡desde el Reclusorio Oriente!

En el material le pide al Mandatario unir a todos los mexicanos antes del terremoto que, según sus profecías, ocurrirá en el Distrito Federal en 2012.

En una parte de la grabación, el predicador cristiano, quien está sujeto a juicio por secuestrar un avión de Aeroméxico el 9 de septiembre de 2009, declama que todo lo hizo por amor.

"Quiero decirle al pueblo cristiano y a todos los mexicanos que nunca fue mi intención hacerles daño.
Si me llaman secuestrador, agréguenle 'el secuestrador que lo hizo por amor'", solicita Josmar.

El CD contiene cinco temas inéditos, cuatro con guitarra y uno con pista de piano, en los géneros de música ranchera y balada romántica, y una especie de sermón, que fueron incluidos en un CD que los seguidores de Josmar buscan difundir y, si pueden, comercializar, dijo Édgar Tornero, practicante del mismo credo.

Recientemente, un tribunal federal canceló la condena de 7 años con 7 meses y 15 días de cárcel a Josmar, porque durante su juicio no hubo un dictamen de psiquiatría que aclarara si padecía de locura, motivo por el que habrá de realizarse dicho análisis y dictarse una nueva sentencia.

"Yo soy el que soy, un hombre dispuesto a morir por la verdad, para vivir por ella eternamente, porque la verdad se llama Jesucristo, estuve 6 meses sin ver el sol, segregado en una celda de alta seguridad y allí pude ver a su fidelidad, comí de su mano y bebí de su boca, soy un afortunado, allí compuse esto para mi amado Jesucristo", anuncia el convicto boliviano al inicio de la grabación.

Sus canciones hablan del amor que le profesa a su esposa "Mariposa", del sueño en el que estaba con su familia y que interrumpe el carcelero al pasar lista, o de los momentos en que se siente "como una oveja asustada entre fieras despiadadas".

Pero en la última pieza, la declamación con pista de piano, relata una experiencia en la que Dios lo visitó en su celda del reclusorio para pedirle que anunciara que el fin de los tiempos está cerca.

Es en este tema donde el pastor, que en sus canciones parafrasea al rey David y el libro de San Juan, exhorta al Presidente a convocar a la unión de los mexicanos, porque dice que sólo así se evitará el sueño en el que ha visto la destrucción.

"Lo único que yo quería decirle, señor Presidente, es que ayer vi pasar la gente, que con asco y altivez desviaron la banqueta, porque en ella descansaba solo y triste el indigente", dice.

"Nunca fue mi intención hacer daño, si viera cuántas noches he pasado llorando, preguntándole a Dios y una noche entró a mi celda y me dijo '¿verdad que tú no entiendes mi amado, por una tierra ajena que hoy te condena?' y este mensaje es para el pueblo de Dios: me dijo mi Cristo 'dile a mi Iglesia, dile a mi amada, que lave su vestidura blanca, que llene su lámpara de aceite, que las mesas están servidas para las bodas del Cordero, que el novio está en camino'.

"La gente se pregunta ¿cuándo será? Al poco tiempo que caí preso, hubo un terremoto en Haití y no lo perciben; hubo un terremoto en Chile, hubo un terremoto en Japón ¿y todavía se preguntan cuándo será?".