Las empresas creadas por mujeres tienen el doble de éxito que las compañías fundadas por hombres. El Fondo Nacional de Apoyo a las Empresas en Solidaridad (Fonaes), reportó que mientras 92 por ciento de las emprendedoras sobreviven más de dos años, los varones apenas alcanzan una tasa de 40 por ciento.

El Fonaes reportó que 66 por ciento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), financiadas por el Gobierno federal, son encabezadas por una mexicana, quien se caracteriza por su puntualidad al pagar.

La consultoría Kantar Worldpanel refirió que, en su búsqueda de ser independien­tes, tres de cada 10 féminas (30 por ciento) desean una casa propia, dos más (20 por ciento) buscan ganar más dinero y 18.6 por ciento quiere un negocio propio.

Jorge Puflea, director regional del Centro de Em­pren­dimiento de la Universidad Panamericana (UP), ex­plicó que 40 por ciento de las emprendedoras abre una empresa referente a la moda o belleza; aunque también incursionan en servicios financieros, legales o de consultoría.

Explicó que uno de los problemas más recurrentes para ellas radica en la falta de un proyecto de negocios redituable.

Para revertir esta tendencia, Nafinsa y el Centro Panamericano de Investigación e Innovación organizaron la Semana Mu­jer Emprende, que se llevará a cabo del 10 al 14 de octubre, evento que pondrá al alcance de las interesadas todas las herramientas para abrir su negocio.

Camino al éxito

Para tener éxito en una pequeña empresa, las mujeres deben:

1. Analizar el mercado y determinar si su idea o producto es sustentable: cuenta con clientes potenciales.

2. Acercarse a una incubadora de negocios o programa del Gobierno Federal, para elaborar un plan de negocios, definir una estrategia y determinar los objetivos de la empresa.

3. Buscar financiamiento. La mayoría recurre a préstamos de familiares o amigos. La Secretaría de Economía o Nacional Financiera otorgan créditos a bajo costo.

4. Ser persistentes; no desesperarse e intentarlo hasta lograrlo.