El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, fue recibido hoy en Detroit con una protesta de más de un centenar de afroamericanos por su intento de cortejar al voto de la comunidad negra.

Trump, quien goza apenas de un 8.0 por ciento de la intención del voto afroamericano, frente al 87 por ciento con que cuenta su rival demócrata Hillary Clinton, fue abucheado con gritos de “No Trump, No Trump” y “Cero votos afroamericanos para Trump”.

“No queremos odio en la Casa Blanca”, rezaba una de las pancartas pintadas en color amarillo y negro que llevaban decenas de manifestantes. “No queremos homofóbicos” se leía en otra.

Al interior de la iglesia, Trump se reunió con el líder afroamericano de la congregación, el obispo Wayne Jackson, quien encabeza además el canal religioso de televisión Impact Network, fue entrevistado para la cadena y después se dirigió a los feligreses.

Sin embargo, la entrevista televisiva entre Jackson y Trump desató una polémica, luego que el periódico The New York Times reveló hace dos días que tanto las preguntas del reverendo como las respuestas del candidato presidencial formaban parte de un libreto editado por la campaña electoral del millonario inmobiliario.

Al hacerse público el acuerdo entre la cadena televisiva y Trump, el obispo dijo que le haría preguntas que no estaban incluidas en el libreto.

“Fue una experiencia sorprendente”, expresó el aspirante presidencial, tras la entrevista. “El pastor lo hace mejor que muchos periodistas profesionales. Espero que no se lo lleve Hollywood”, dijo.

Ante los feligreses, Trump recibió aplausos cuando enfatizó que “la fe cristiana no es el pasado, sino el presente y el futuro, y vamos a fortalecerla”.

“Estoy aquí para aprender, para que juntos podamos remediar injusticias”, aseguró Trump, quien subió al templete a su exrival por la nominación republicana, el neurocirujano Ben Carson.

La visita de Trump a la comunidad afroamericana de este sábado, se realizó luego que líderes de esa comunidad le pidieron ser explícito en sus planes para lograr la recuperación económica del país y dar una mayor igualdad a la comunidad negra de Estados Unidos.

Sin embargo, durante su breve discurso ante los miembros de la congregación, el candidato republicano se limitó solo a expresar su expectativa de que los afroamericanos se beneficien con empleos e ingresos, pero no presentó un plan específico.

“El sistema político le ha fallado a nuestra gente, quiero reformarlo para que le funciones a la gente (...) el cambio solo puede venir de fuera del ‘establishment'”, indicó.

Al final de su breve alocución, Trump recibió unos obsequios, entre ellos un ejemplar de la Biblia Judía, por parte del pastor Jackson; mientras en las afueras de la iglesia continuaron las protestas contra la visita del republicano.

TE RECOMENDAMOS: 

China y EEUU sellan el pacto contra el cambio climático

Tras atentado terrorista, Filipinas declara "estado de anarquía"