Alejandro Encinas es el candidato más importante que tiene el PRD para aspirar a la gubernatura del Estado de México, pero la posible alianza con el PAN está empatanando el camino, pues ni un sector de los perredistas está a favor ni mucho menos el ex Jefe de Gobierno del DF.

Una "alianza de facto" sería si el PAN y su candidato, Luis Felipe Bravo Mena, declinan en favor del perredista. De esa manera, en la boleta iría el rostro de Alejandro Encinas, si es electo; entonces los panistas llamarían a votar por él, pero sin una alianza legal (su escudo y plataforma no formarían parte de la estrategia del aspirante del "Sol Azteca").

En entrevista, el legislador, quien aspira a la candidatura de su partido al gobierno del estado de México, expresó que está mejor posicionado que el candidato panista, Luis Felipe Bravo Mena y que el priísta, Eruviel Ávila.

"Las encuestas de hoy son muy buenas, el PRI estaba cerca del 60 por ciento, ha caído aproximadamente 20 puntos y todavía no empieza la campaña, esperemos que esta caída libre se mantenga. Si analizan el posicionamiento por candidato, estoy por encima de Eruviel Ávila.

"Así es que lo que va a definir en buena medida el resultado de la elección no es solamente la presencia de los partidos, sino el perfil del candidato, y seguramente esto va a traer modificaciones sustantivas en el escenario electoral", sostuvo.

El diputado federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) mencionó que si los consejos estatal y nacional de esa fuerza política decidieran no concretar la alianza electoral con el PAN, él no celebraría la falta de acuerdos.

"Lo que celebraría es lograr el fortalecimiento de nuestra vida interna y de nuestra unidad dentro del PRD y construir un frente de largo plazo para la izquierda y las fuerzas progresistas", apuntó.