En la Ciudad de México los escoltas estarán obligados a portar una placa especial que los identifique como personal que da servicios de seguridad personal privada, las empresas tendrán que dar capacitación certificada a sus elementos, registrar sus armas y tener licencias vigentes.

La placa, de acuerdo con el Ejecutivo local, servirá además de para identificar los vehículos de guaruras, para crear un padrón de escoltas y saber quiénes están legalmente inscritos y quiénes no lo están.

Todo ello como parte del esquema de regulación de los servicios de escoltas tras los casos de abusos de fuerza de guaruras como #LordMeLaPelas o #LordRollsRoyce, cuyos custodios golpearon al ex city manager de la Miguel Hidalgo y a ciudadanos, respectivamente.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Escoltas de Rolls Royce golpean a conductor en Toluca

Escoltas y valet parking pelean en calles de la colonia Roma

En ese sentido Mancera Espinosa dijo que el Gobierno se dio a la tarea de diseñar un esquema para “responderle a la ciudadanía de manera efectiva” sobre los casos de abuso de escoltas, primero volviendo transparente al personal que se dedica a brindar seguridad personal.

"La encomienda de custodiar a las personas, de vigilarlas, de cuidar su integridad en la vía pública. Entonces así surge lo que hoy estamos presentando. No queremos más vehículos que se oculten en el anonimato de su función", expresó el mandatario capitalino.

Recordó que esta regulación surgió del temor de muchos ciudadanos de ver circular a un “vehículo negro, sin placas, con sujetos tipo escolta (…) con luces propias de la policía, con los sonidos de las patrullas” sin saber exactamente si se trataba de guaruras o gente armada sin permiso para ello.

“Si alguien realiza la función de escolta en la Ciudad de México, queremos que esté claro, porque si no también para la Secretaría de Seguridad Pública es muy difícil saber quiénes son de los buenos y quiénes son de los malos”, señaló Mancera Espinosa.

El jefe de Gobierno adelantó que para poner el ejemplo, los autos que tendrán que empezar el trámite son los de la Secretaría de Gobierno, de la Procuraduría, de la propia Jefatura de Gobierno, de la Secretaría de Seguridad Publica a fin que la ciudadanía observe que realizan labores de escoltas.

“No estarán incluidos, por ejemplo, los vehículos que ya tienen un balizamiento propio como son: los vehículos del ejército, los vehículos de la marina que son de fácil distinción por la función que desempeña, pero sí se los otros de aquellos otros vehículos que de manera habitual realizan esta labor de custodia”, precisó.

 Esta regulación deriva de distintas reformas realizadas al Reglamento de Seguridad Privada de la Ciudad de México, las cuales se publicaron en una edición vespertina de la Gaceta oficial.