La procuraduría General de Justicia del estado de México puso a disposición de los interesados la página de Internet www.transparenciapaulette.com, donde afirman que se encuentran todos los aspectos polémicos del caso.

Además, la PGJEM ratificó la conclusiones del caso que la semana pasada había presentado su antecesor, Alberto Bazbaz. A través de un video proyectado en una conferencia de prensa, el encargado del despacho, Alfredo Castillo Cervantes, explicó cómo se determinó que la menor murió víctima de un accidente.

El ex procurador fue fuertemente cuestionado por la actuación de la institución en el caso de la desparición y muerte de la niña Paulette Gebara Farah, ocurrida en marzo de este año.

Castillo Cervantes dijo que los laboratorios del FBI no revelaron alcohol en la sangre ni otra sustancia que hubiera causado la muerte de la niña, como la PGJEM, de forma "precipitada", había anunciado.

Respecto a las dudas sobre por qué los perros no olfatearon el cadáver, el funcionario destacó que los canes que se utilizaron fueron para buscar una persona viva, “nunca tuvimos un perro para cadáveres”.

Además, los animales se ubicaron fuera del edificio, pensando en el escenario de que la menor fue sacada de su domicilio.