LA HABANA. El líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", declarará mañana desde La Habana el alto el fuego definitivo, confirmó este sábado a Efe un portavoz de la insurgencia.

El anuncio, que implica el fin de la actividad ofensiva militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tendrá lugar a las 17:00 hora local (21:00 GMT) desde el Hotel Nacional de la capital cubana, una comparecencia sin preguntas en la que, además, se convocará la X Conferencia de la guerrilla entre el 13 y el 19 de septiembre.

El cese definitivo entrará en vigor a las 00:00 horas del 29 de agosto, en el mismo momento que el alto el fuego del Ejército colombiano que el presidente del país, Juan Manuel Santos, declaró hace unos días.

A partir de ese día, la guerra con las FARC habrá llegado a su fin y en las próximas semanas, Santos y "Timochenko" protagonizarán el acto formal de la firma de la paz, a partir del cual entrarán en vigor los acuerdos alcanzados.

Las fuentes adelantaron también que el líder de las FARC convocará este domingo oficialmente la X Conferencia de la guerrilla, en la que sus filas tendrán que dar el visto bueno a los compromisos de paz y aprobar el abandono de las armas para pasar a la vida civil y transformar el grupo en un movimiento político.

Según un comunicado difundido este sábado por el grupo rebelde, la reunión será en los Llanos del Yari, municipio de San Vicente del Caguán y en ella participarán cerca de 200 delegados, de ellos 29 integrantes del Estado Mayor Central de la guerrilla y otros representantes de distintas estructuras "elegidos democráticamente".

Asistirán también a la Conferencia 50 invitados internacionales y nacionales, especifica el texto, fechado en La Habana y que además concreta detalles sobre la cobertura de prensa del suceso.

"La importancia histórica de este evento amerita que los pueblos de Colombia y el mundo conozcan de primera mano el desarrollo y las determinaciones de la que será la última conferencia de nuestra organización en armas; que refrendará los acuerdos de paz y dará paso a la transformación de las FARC-EP en un movimiento político legal", señala la insurgencia.

Tras casi cuatro años de conversaciones, los equipos negociadores del Gobierno de Colombia y las FARC anunciaron el 24 de agosto desde La Habana que habían alcanzado un acuerdo definitivo de paz.

A la espera de la rúbrica formal de las más de 200 páginas de pactos en Colombia, los colombianos tendrán la última palabra al respecto, ya que los acuerdos serán sometidos a aprobación popular en un plebiscito convocado para el 2 de octubre.

Las partes han acordado que, hasta las próximas elecciones de 2018 a las que el movimiento político que salga de la FARC pueda concurrir, el grupo rebelde tendrá representación en el Congreso, con voz pero sin voto, para discutir la implementación de los pactos.

Después, para los comicios de 2018 y 2022, se les garantiza una representación mínima de cinco escaños en la Cámara de Representantes y cinco en el Senado.