Lejos de ser siniestros, co­mo se les consideraba en la antigüedad, los zurdos, que hoy celebran su Día Inter­nacio­nal, con su visión global y su capacidad de adaptación a un mundo del derecho, tienen ciertas ventajas por el hecho de usar el otro lado.

“En algunos países es cool ser zurdo, incluso son mirados con admiración y respeto. Se llega a creer que son más inteligentes, cuan­do, en verdad, es sólo porque es­tán mejor preparados”, afir­mó el director de la or­ga­nización chilena Zurdos, Nibaldo Salvatierra.

Según una encuesta realizada por el Left-handers Club (el club de los zurdos), 58% de los zurdos afirmó considerarse más inteligente de lo normal y el 48% más creativo que el resto.

“Desde pe­que­ño, el ni­ño zurdo debe tratar de adecuarse a un entorno que le resulta incómodo y buscar de forma creativa adaptarse” a un mundo pensado con la derecha, aclaró Salvatierra.

El editor de la revista on line Cua­dernos de Neuro­psi­co­logía, Ro­berto Polanco, expli­có que los zurdos controlan el hemisferio derecho del cerebro (responsable del funcionamiento del lado izquierdo), que les permite ver el “todo” antes y luego centrarse en los detalles, mientras que en los diestros ocurre al revés.

Por ello, la visión zurda es más creativa, ya que, por ejemplo, al pintar un cuadro un zurdo tendrá una visión global de lo que quiere plasmar y luego podrá comenzar a trazar los componen­tes para crearlo.