El Departamento del Tesoro de Estados Unidos presentó el martes "dinero de la suerte" para la comunidad china: una edición limitada de billetes de un dólar con una serie especial para conmemorar el 2014, Año del Caballo en el horóscopo chino.

A partir del miércoles, en Internet en lotes de 50 como mínimo y por unidad en la Oficina de Grabado e Impresión de Estados Unidos (BEP), que imprime los dólares en Washington, los fans pueden comprar a un precio de 5.95 dólares estos billetes talismán de un dólar.

Como todos los billetes de un dólar, estos "billetes de la suerte" tienen la efigie de George Washington, pero sus números de serie son especiales: comienzan por "8888", en alusión al ocho como número auspicioso en la cultura china, símbolo de enriquecimiento y prosperidad.

Cada billete se presenta en un sobre de color rojo brillante con un caballo, signo del horóscopo chino 2014.

"Se venden a nivel nacional e internacional. Nuestro objetivo es el mercado chino", dijo a la AFP Kevin Brown, director de marketing de BEP. Es tradicional, de hecho, durante el Año Nuevo Chino, a finales de enero, que los padres den a sus hijos dinero en un sobre de color rojo.

"Capturamos el simbolismo y la numerología de la cultura china y los ponemos en un sobre rojo", resumió Brown durante una conferencia de prensa. La edición limitada incluye un tiraje de 88 mil 888 billetes con el número de serie de la suerte.

El Tesoro espera recaudar unos 500 mil dólares por la venta. "Pero más que la ganancia, el propósito de la operación es generar una mayor conciencia pública de la divisa", dijo Brown, que consideró la línea "Lucky Money" (dinero de la suerte) como un instrumento de relaciones públicas del billete verde.

Este es el 13° año que el Tesoro imprime billetes de la suerte y con el Año del Caballo, en 2014, comenzó un nuevo ciclo de doce signos.

Cheng Wang, un químico retirado del BEP, participó en el lanzamiento de todos los billetes de la suerte en sus sobres rojos. En 2012, "el billete del Año del Dragón se vendió en una semana. Eso dice hasta qué punto fue un éxito", dijo.

"Pero el Año del Caballo es un buen año también: con un caballo, uno sabe adónde va", dijo.

La compra de billetes está limitada a 500 por hogar en la primera semana posterior a su lanzamiento, para evitar la especulación.