Los directivos del Concurso Nacional de Belleza, organizador del concurso de Señorita Colombia, negaron tácitamente la participación de una aspirante al título por sus presuntos nexos con un narcotraficante mexicano, según se desprende del registro de candidatas difundido.

Laura Cantillo, que representaría al Distrito de Cartagena, no está registrada para el concurso y, según algunos medios, es "el primer escándalo" de este año, luego que se diera a conocer que mantenía comunicación con el mexicano Eduardo Caballero Chávez, detenido por delitos de narcotráfico.

Este escándalo, abre una vez más la relación entre el mundo del modelaje y la actuación con el del crimen organizado, que a lo largo de los años ha unido a México y Colombia.