Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dieron el "grito de resistencia" en el Monumento a la Revolución este domingo.

En punto de las 23:00 horas, el secretario de la Sección 22 de Oaxaca, Rubén Núñez, gritó en cuatro ocasiones "¡Que viva México!", antes de lanzar un "¡Que viva la CNTE!".

Desde un templete instalado en la zona norte de la Plaza de la República, Núñez explicó previamente que el grito de la CNTE es de insurgencia magisterial, de resistencia y desobediencia civil a la reforma educativa.

El dirigente magisterial señaló que el grito de la desobediencia es para hacerle entender al presidente Enrique Peña Nieto que los docentes no se irán de la capital del país hasta ver solucionada su exigencia de abrogar dicha reforma.

“Hoy, la Independencia de México ha sido mancillada por el gobierno” y “la CNTE sale a la defensa de los derechos de los trabajadores de La educación”, afirmó el secretario.

Antes del programa cívico con motivo del Grito, un presentador afirmó desde el templete que, contrario al Zócalo, en la laza de la República no había acarreados.

Mencionó que al término del "Grito oficial", el Presidente Enrique Peña Nieto fue abucheado, lo cual fue celebrado por los asistentes

"Este movimiento nadie lo financia, solamente los mismos trabajadores de la educación y el pueblo de México", sentenció.

También puedes ver:

Peña Nieto abandonó la celebración en Palacio Nacional

El primer grito de Independencia de Peña Nieto