La mujer más alta del mundo ha fallecido en el oriente de China, informaron medios estatales el miércoles. Tenía 39 años. Yao Defen falleció el 13 de noviembre en su casa en la provincia oriental china de Anhui.

El Libro Guinness de los Récords certificó en enero de 2010 que Yao era la mujer más alta con vida en el mundo al alcanzar una estatura de 2.33 metros.

El noticiario nocturno local Xin'an no reveló la causa del deceso, pero informó que Yao padecía las consecuencias del gigantismo.

Un tumor en su glándula pituitaria alteraba sus niveles de hormona del crecimiento. Un funcionario gubernamental en el condado donde residía Yao confirmó el fallecimiento el miércoles. El funcionario sólo se identificó con su apellido, Liu.

El diario Xin'an informó que Yao aprendió a jugar basquetbol cuando era más joven, y que llegó a los dos metros de altura (seis pies, siete pulgadas) a la edad de 15 años.

En un video en chino, grabado hace tres años, Yao expresó angustia por su estatura inusitada. "Soy muy infeliz. ¿Por qué soy tan alta?", preguntó desde su cama. "Si no fuera tan alta, otros no me mirarían así".

NOTA: Se suicida la mujer multiorgásmica

NOTA: Muere la mujer más anciana del mundo