Trabajadores que supervisan la oriental planta nuclear japonesa de Fukushima encontraron la mañana de hoy una fuga de petróleo, al parecer originada en tanques de almacenacimiento cercanos.

Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de la planta, hizo el anuncio y dijo que la fuga se ha extendido en un radio de 200 a 300 metros pero sin rebasar los rompeolas de la planta.

Hidehiko Nishiyama, vocero de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial aseguró que el impacto de la fuga fuera de los rompeolas, es decir, en mar abierto, es muy limitado, señaló un despacho de la agencia Kyodo.

La operadora estimó que el escape podría haberse dado en tanques cerca de la entrada de agua para los reactores cinco y seis, o en la tubería que transporta el crudo, y recordó que uno de esos tanques fue movido de su sitio por el tsunami del pasado marzo.