La clausura en la Expo Feria Guadalupe no será impedimento para que se realicen las peleas de gallos, y aunque hasta el momento no se ha deslindado la responsabilidad tras la estampida en el Jardín Cerveza, ayer las autoridades se “lavaron las manos” en lo que pueda suceder durante las apuestas en este sitio.

El cabildo de Guadalupe aprobó el pasado 26 de marzo las peleas de gallos en el palenque, y el 22 de abril, los concesionarios de las peleas de gallos se ampararon para operar, ante la negativa de parte de la Secretaría de Gobernación.

Los sellos colocados en las puertas de acceso en la feria no serán impedimento para llevar a cabo las apuestas de gallos y bingo, pues el personal jurídico asegura que existen espacios libres para uso de la Unión Ganadera y que tenían conocimiento del amparo, aunque lo dieron a conocer públicamente hasta ayer.

Las autoridades guadalupenses señalaron que el concesionario que solicitó el amparo ante un juez federal es Oliverio Martínez y sólo ellos tendrán actividad tras la clausura de la Feria, el pasado lunes. Por otro lado, un grupo de trabajadores de la feria contó que nunca habían vivido una situación similar en otras entidades, pues se quedaron sin ingreso económico, pero en esta ocasión pesó más su seguridad.