El teléfono celular ya es un gasto fijo en el presupuesto de los mexicanos, que complementa su estilo de vida.

Un estudio de la Pro­cu­ra­duría Federal del Consu­mi­dor (Profeco), reveló que éste servicio absorbe hasta 20.2% del ingreso.

Esta cifra supera la inversión de los mexicanos en educación y transporte, que alcan­za 15.5 y 18.9%, respectivamente, según la última En­cuesta Nacional de Ingresos y Gas­tos de los Hogares, realizada por el INEGI.

La Procuraduría del Consu­midor explicó que entre más alto es el nivel de ingresos, mayor es el consumo en telefonía móvil de los mexicanos.

Precisó que en el segmento de bajos recursos, los usuarios gastan entre 6 y 8.7% de su presupuesto mensual.

En el nivel medio, alcanza de 9.5 a 12.3%; mientras que en la población de alto poder adquisitivo, llega al nivel máximo referido.

En pesos y centavos
A través del último reporte Brújula de Compra, la Profeco explicó que al ha­cer un comparativo del sistema de tarjetas de prepago resul­ta más costoso, respecto a la renta mensual.

Señaló que un usuario ca­sual, que consu­me 100 minutos de tiempo aire al mes, con el servicio de identificador de llamadas, 30 mensajes escritos, buzón y llamadas en espera, paga en tarjeta es de 425 pesos, contra 245 pesos en plan.

Cuando se trata de un consumidor frecuente, con 300 minutos de llamadas, 10 minutos de larga distancia, buzón, 30 mensajes escritos, llamadas en espera y conferencias tripartitas, el de­sembolso es de mil 291 en prepago y 505 en renta.

Mejor consumo
La Profeco recomendó determinar un presupues­to acor­de a nuestras necesidades, ya que, si bien es más barata una tarjeta de 100 pesos, que una renta mensual de 343 pesos, la primera sólo ofrece 25 minutos de llamadas, contra 200 minutos de la se­gun­da op­ción.

Para saber cuál es la mejor op­ción, la de­pen­­den­cia puso a disposición del pú­blico una calculadora virtual, pa­ra medir el gasto de cada persona en telefonía celular, en la pági­na www.pro­fe­co.gob­.­mx, en la sección Brúju­la de Com­pra, cuyo objetivo es promover el consumo inteligente.