Tras las acusaciones sobre el gobernador de Durango, Ismael Hernández Deras, en el sentido de que protege al narco en su entidad, el mandatario presentó una demanda por difamación, publicó Reforma.

José Rosas Aispuro, ex candidato a la gubernatura de ese estado norteño, y que perdió ante el candidato priista Jorge Herrera Caldera, comentó que el ejecutivo estatal permitió la entrada del crimen, al que permite trabajar en el trasiego de droga.

Luego de las declaraciones de Aispuro, el gobernador duranguense pidió a su abogado personal el levantamiento del recurso legal, anunció el diputado priista Ricardo López Pescador.

El legislador explicó que el ex asporante Rosas Aispuro no está siendo acusado directamente, pues lo único que busca es que sus detractores muestren pruebas y no declaren sin fundamento. El gobernador, dijo, “está resuelto a decirle a la Nación la verdad".

Acusó que José Rosas, de extracción priista, mezcla asuntos postelectorales con los de seguridad y el crimen, que no tienen nada que ver con la entidad.

Por su parte, Ismael Hernández, comentó que pueden investigarlo porque no tiene nada que esconder, y como cualquier otro mexicano se someterá a la ley, siempre que las acusaciones estén sustentadas; en ese caso, las autoridades locales y federales deberán iniciar el proceso.