Un comunicado colgado en una página web cercana a la red terrorista Al Qaeda aseguró hoy que la yihad (guerra santa) contra los infieles continuará y que la muerte de su líder, Osama Bin Laden, no será llorada.

"Decimos a (Barack) Obama que no vamos a llorar a Osama, no vamos a estar tristes por su muerte, no vamos a aceptar el luto por él, no vamos a escribir elegías y los vamos a dejar algunos días para celebrarlo y después reanudaremos la guerra islámica contra la herejía", afirma el comunicado, firmado por Husein Bin Mahmud, un seguidor de Al Qaeda.

La nota ha aparecido colgada en la página web "Ansar al Muyahidin", en la que suelen aparecer comunicados de Al Qaeda y grupos afines.

"No queremos operaciones aquí y allá como venganza, queremos operaciones cualitativas, que se planeen con sabiduría y paciencia para que traigan su fruto y hagan olvidar a América los atentados de Washington", dice Mahmud, colaborador habitual de esta y otras web afines.

Además, advierte contra los actos de venganza y atentados individuales y esporádicos porque, según explica, en la mayoría de los casos tienen "resultados contradictorios".

El comunicado pide al final a los dirigentes de la yihad que se "reorganicen", que anuncien a un sucesor de Bin Laden y que empiecen a preparar la próxima etapa.