Hablar por teléfono celular mientras se conduce un vehículo será una infracción al nuevo Reglamento Vial, que entrará en vigor a partir del 13 de marzo y que se sancionará hasta con 600 pesos, reveló ayer la Comisión Ciudadana de Vialidad y Tránsito en Monterrey.

Aunque en otros países como Gran Bretaña, Canadá y España, hablar por teléfono al manejar es una falta que se sanciona con prisión, en Monterrey apenas se contempló en el reglamento y únicamente con una sanción económica.

Érvey Cuéllar, presidente de la Comisión de Tránsito en Monterrey, señaló que el reglamento operará en marzo, pero se estima que en abril se implemente al 100 por ciento esta normativa.

Recomendó utilizar el manos libres mientras se conduce, esperar a que el semáforo se encuentre en rojo para responder a las llamadas, pedir al copiloto atenderlas, o bien, activar el buzón de voz.

“El 13 de marzo iniciará el nuevo reglamento, y dentro de las incrustaciones que trae está sancionar a quien va hablando por teléfono celular manual, el sistema de manos libres está exonerado de cualquier responsabilidad”, expresó Cuéllar.

Durante un mes se realizará una campaña para concientizar a la ciudadanía de los riesgos que se incrementan al distraerse con el celular, además de dar a conocer la nueva normativa que fue sintetizada y contiene sólo 70 artículos.