La secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, afirmó hoy en Londres que la presión de la coalición internacional contra el régimen libio continuará hasta que su líder, Muamar el Gadafi, cumpla con la resolución 1973 de la ONU.

En su intervención en la conferencia de Londres sobre Libia, Clinton destacó la importancia de enviar el mensaje de que Gadafi "debe marcharse" porque "ha perdido el liderazgo".

La jefa de la diplomacia norteamericana resaltó tres puntos importantes en la crisis en Libia: la ayuda humanitaria, la presión sobre el líder libio y el apoyo a los esfuerzos para un cambio político en el país.

Clinton hizo hincapié en que su país trabajará con otras naciones y organizaciones para conseguir que esos puntos puedan cumplirse. Destacó que "Libia no pertenece a un dictador, sino al pueblo de Libia", y añadió: "Debemos estar con ellos en la transición".

COALICIÓN HA IMPEDIDO MASACRE EN LIBIA: CLINTON

La secretaria de Estado subrayó que la coalición ha impedido una masacre en Libia y saludó el que en una semana se consiguiera un avance en la transferencia a la OTAN del mando militar de las operaciones sobre la zona de exclusión aérea libia.

Enfatizó que sobre Libia ha habido una "acción urgente" de la comunidad internacional pues se han aprobado dos resoluciones -1970 y 1973-, la primera sobre el embargo de armas y la otra sobre la protección de la población civil de los ataques del Ejército de Gadafi.

Delegaciones de los países de la coalición internacional, de la ONU, la OTAN, la Unión Africana y la Liga Árabe se reúnen hoy en Londres para tratar de la crisis libia y del futuro de Gadafi.