Hace dos años, Collette Moreno supuestamente se moría por tomarse un selfie antes de chocar. La razón no pudo ser más falsa.