Una mujer soportó que durante más de una década su pareja le pusiera un candado en el pantalón, con el objetivo de que nadie pudiera tener relaciones sexuales con ella, pero el pasado 28 de septiembre sus necesidades fisiológicas la obligaron a llamar a la policía para que la ayudaran.

De acuerdo con El Universal, la víctima de 25 años acusó a su pareja de colocare un candado de castidad cada que él salía a trabajar al campo. Los hechos ocurrieron en la localidad de Zacatlame, municipio de Huatusco, en Veracruz.

Desde los 13 años, la mujer vivía con José Antonio "N", de 40 años, y desde hace más de una década el hombre aseguraba la prenda. Aunque soportó todo este tiempo el trato, sus ganas de ir al baño fueron más fuertes y llamó a la policía municipal.

Los agentes se dieron cuenta que el candado impedía separar el botón de su pantalón de mezclilla y tuvieron que salir a buscar al agresor para que les entregara la llave para liberar a la joven. A pesar de la insistencia de las autoridades ante el Ministerio Público de Huatusco, el sujeto salió libre tras pagar una fianza.

El ayuntamiento intervino por medio del DIF para que la pareja de la agredida firmara un acuerdo con el compromiso de no volver a ponerle candado. 

TE RECOMENDAMOS:

VIDEO: El indigente que hace las voces de "Breaking Bad"

FOTOS: Bailarines en la vida cotidiana

FOTOS: Reflejos en la playa que desorientan