Con el propósito de continuar reactivando la tierra para cosecha y la producción de cultivos nativos como maíz, avena, nopal, maguey y amaranto, la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec) apoya a productores de la zona rural de la Ciudad de México.

La titular de la dependencia, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, expresó que para el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, es importante atender y fortalecer el trabajo que se realiza en el campo de la capital.

En un comunicado, indicó que la siembra y reactivación de la tierra trae grandes beneficios a la ciudad, ya que se frena la mancha urbana y contribuye a que los terrenos conserven su vocación agrícola.

Informó que en este año se otorgaron 240 ayudas para la siembra de maíz en 264 hectáreas; además se apoyaron 39 proyectos de nopal, 33 de avena, 33 de amaranto y 21 de maguey.

Recordó que la Ciudad de México produce 33% del nopal que se genera a nivel nacional, lo que la coloca en el segundo lugar en este tema; y por ello se trabajó un esquema de fortalecimiento de la cadena productiva de esta verdura con métodos agroecológicos.

En el caso del maíz, mencionó que el apoyo por hectárea consiste en semillas, biofertilizantes y foliares orgánicos.

Rodríguez Velázquez explicó que para el amaranto se apoyó el cultivo y preservación de la planta que tiene una gran versatilidad para su transformación y por ello se trabajó en la aplicación de buenas prácticas agrícolas.

Dijo que hay registrados arriba de 300 productores que al año cosechan 350 toneladas de amaranto, de las cuales 90% se cultiva en Xochimilco y el resto en Milpa Alta.

En cuanto al maguey, añadió que este cultivo evita la erosión del suelo por arrastre del agua, retiene la materia orgánica y ayuda a la filtración de agua a los mantos acuíferos. Además de ser altamente resistente a las diferentes condiciones climáticas.