<B>Por Cecilia González. Corresponsal</B>

Las inversiones mexicanas en Argentina, que ascienden a tres mil 200 millones de dólares, crecerán en dos mil millones en los próximos dos años, informó el embajador de México en esta capital, Francisco del Río.

En entrevista con Notimex, el diplomático dijo que el buen momento económico que vive esta nación sudamericana impulsa nuevos proyectos de inversión y reinversión de empresas de su país que se concretarán entre 2012 y 2013.

El embajador recordó que, hace sólo cuatro años, las inversiones mexicanas en Argentina apenas rondaban los dos mil millones de dólares y fueron aumentando a pesar de la crisis financiera internacional que desestabilizó los mercados en 2008 y 2009.

La recuperación económica es uno de los pilares en los que se basó el triunfo de la presidenta Cristina Fernández en las elecciones generales de octubre pasado, que le permitieron acceder a un segundo mandato, que inició el 10 de diciembre anterior.

Cuando su fallecido esposo Néstor Kirchner comenzó a gobernar en 2003, Argentina sufría las secuelas de la crisis más grave de su historia y registraba su quinto año consecutivo de recesión, con el 50 por ciento de la población en la pobreza y el 20 por ciento en el desempleo.

Desde entonces, el país sudamericano ha crecido a un nivel promedio e ininterrumpido del 8.0 por ciento anual, en tanto que la pobreza se ha reducido al 8.3 por ciento y el desempleo al 7.2 por ciento de la población económicamente activa, conforme a estimaciones oficiales.

Del Río agregó que la llegada de un mayor número de firmas mexicanas a Argentina se debe, en parte, al ritmo sostenido de aumento que se ha registrado en un comercio bilateral que, en los últimos ocho años, pasó de mil a tres mil millones de dólares.

“Mientras más comercio, más inversión, y mientras más inversión más interés entre los dos países”, resumió el embajador al recordar el interés del gobierno mexicano por asentar marcas nacionales en el resto del mundo.

Como ejemplos exitosos de la promoción de empresas mexicanas, Del Río destacó el caso de la procesadora de alimentos Bimbo, que adquirió la argentina Fargo y que actualmente es la empresa líder en pan industrial en Argentina.

El diplomático también citó el caso de las franquicias de Starbucks y Burguer King, que se están multiplicando en el país sudamericano y cuya licencia de operación fue adquirida por una firma mexicana.

Según documentos oficiales, las empresas mexicanas con mayor presencia en Argentina son Telmex, Bimbo, Grupo Posadas, Coca Cola FEMSA, Dak Américas (Grupo Alfa), Minera Peñoles, Farmacias Dr. Ahorro y Elektra.

También están instalados el Grupo CIE, electrodomésticos Mabe, Jugos del Valle, Corona (Compañía Industrial Cervecera), Cemento Cerro Blanco, Laboratorios Columbia, Lubritech, la editorial Fondo de Cultura Económica y Aeroméxico.

A las grandes corporaciones se suman empresas medianas como Chocolates Turín, WyNy (Planta de Curtiembres) y Kite Lab (Consultoría y Estudios de Mercado, adquisición de SOMSA).

En el caso de Argentina, sus inversiones en México se modificaron de manera radical en 2007, luego de que el grupo Techint, referente del acero a nivel mundial, comprara Hylsamex por la cantidad récord de dos mil 200 millones de dólares.

Antes de esa adquisición, las inversiones argentinas en México sumaban apenas 45 millones de dólares, pero se ha registrado un aumento drástico porque, sin contar a Techint, la cifra llegará este año a los 660 millones de dólares.