La Agencia Meteorológica de Japón informó que el primer movimiento telúrico de 6.6 grados Richter ocurrió a las 17:18 horas locales (08:18 GMT) y su epicentro se ubicó a 274 kilómetros al este de la ciudad de Iwaki, en la isla Honshu, la más grande de Japón.

Casi hora y media después, alrededor de las 18:44 horas locales (09:44 GMT), un sismo de 6.2 grados afectó las prefecturas de Miyagi y Fukushima, las más afectadas por el terremoto del pasado 11 de marzo, que ha dejado más de nueve mil muertos.

El epicentro de este segundo sismo fue ubicado a unos 200 kilómetros de las costas de Iwate, a una profundidad de 10 kilómetros sobre el nievel del mar, sin que se activará la alerta de un tsumani, destacó la agencia meteorológica.

El tercer movimiento de tierra fue de 6.4 grados Richter y tuvo lugar a las 19:44 horas locales (10:44 GMT) sobre la zona de Hachinohe, a 181 kilómetros al sur este de Honshu.

El Servicio Geológico de Estados Unidos confirmó los tres fuertes sismos de este martes en el noreste de Japón, aunque los ubicó en los 6.6, 5.9 y 6.4 grados Richter, de manera respectiva.

SIGUEN LAS OPERACIONES EN PLANTA NUCLEAR

Los nuevos temblores se registran mientras continúan las labores para restaurar la energía en toda la planta nuclear de Fukishima I para activara el enfriamiento de los reactores y evitar una grave fuega nuclear.

Equipos de bomberos y  trabajadores de la empresa Tokyo Electric Power Co. (TEPCO) continuaron este martes lanzando enormes cantidades de agua en las piscinas de combustible nuclear sobre los reactores 3 y 4 reactores de la planta, según la agencia de noticias Kyodo.

Las labores fueron suspendidas por más de hora y media, al detectarse la presencia de humo blanco sobre los edificios que albergaban los reactores número 2 y 3, aunque TEPCO confirmó que la situación está bajo control y que no hubo incrementos en los niveles de radiación.