Cuando abrió su facebook para entretenerse un poco, Chelsea Taylor se encontró con un mensaje raro: no era una felicitación ni una invitación para contestar una encuesta, la despedían de su centro de trabajo por haber perdido un recibo.

Según el diario Daily Mirror, la joven de 16 años se convirtió en la primera persona en el Reino Unido en ser separada de sus labores por este medio.

La misiva electrónica fue enviada por la administradora local Elaine Sutton, y en ella detallaba la decisión de la dueña del “Cookies in Leigh” de pedir su salida.

“Hola Chelsea, soy Elaine, del trabajo. Tuve que decirle a la dueña que perdiste el recibo de 10 libras y, obviamente, no está satisfecha y me ha dicho que debo dejarte ir. Estoy muy apenada. Si vienes en la semana con tu uniforme te entrego tus cosas. Elaine xx”, redactó en el popular sitio.

Chelsea explicó que se responsabilizó por la pérdida e incluso ofreció pagar el dinero, pero los dueños le dijeron que no se preocupara.

“Terminé mi turno y me quedé para ayudar con la limpieza. Luego me fui a casa. Me estaba alistando para salir y revisé facebook y ahí estaba el mensaje diciéndome que no volviera al trabajo”, contó.

Nicola, la madre de Chelsea, señaló: “Es muy desagradable. Que echen a un joven trabajador vía facebook es de poco corazón, y la forma como estaba escrito era espantosa”.