Un joven de 25 años de edad murió después de ser atropellado por un convoy del Metro en la estación San Lázaro.

Versiones de testigos indican que el hombre se aventó a las vías, pero otros aseguran que cayó justo cuando el tren pasó.

El cuerpo fue rescatado de las vías del tren y hasta el momento se desconoce el nombre del individuo.

El servicio en la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) estuvo suspendido por casi 30 minutos, debido que los servicios de rescate laboraron en las vías.