Julian Assange, puede ser extraditado a Suecia para responder a cargos de delitos sexuales, resolvió el jueves un juez británico. El abogado de Assange dijo que apelaría al tribunal superior.

El juez Howard Riddle dijo que las denuncias de violación y de agresión sexual formuladas por dos mujeres son ofensas extraditables, y que la orden judicial sueca fue expedida correctamente.

"No existe razón alguna para creer que hubo un error" en la orden, dijo Riddle.

Los abogados de Assange han cuestionado el proceso judicial sueco y han dicho que existe el riesgo de extradición a Estados Unidos, que investiga si WikiLeaks es responsable de difundir información secreta.

Riddle dice que "simplemente no existe razón para creer de que se haya tratado de un error" la expedición de una orden judicial. Assange ha tenido libertad condicional durante el litigio por su extradición.

TEMEN QUE EL SIGUIENTE PASO SEA ENTREGARLO A EU

Sus abogados cuestionaron el proceso judicial de Suecia y expresaron preocupación porque su cliente corre el riesgo de ser entregado a Estados Unidos, que investiga si el sitio de internet de Assange debería ser responsable por filtrar información secreta.

Los abogados de Suecia argumentan que las autoridades intentaron reiteradamente entrevistar a Assange en el país escandinavo, pero fueron en vano.

En su fallo, el juez refutó los argumentos contra la extradición punto por punto. Dijo que Assange está acusado de delitos extraditables y rechazó el argumento de que las declaraciones contra Assange por parte de fiscales y políticos en Suecia alterarían el proceso judicial.

PREVÉN JUICIO INJUSTO

Los abogados de Assange dijeron que la costumbre sueca de realizar los juicios por violación a puertas cerradas significa que su cliente no tendría un juicio justo, pero Riddle dijo que la práctica era común en Suecia.

Una decena de seguidores de Assange y WikiLeaks se concentraron frente a la corte antes de la audiencia y desplegaron carteles con la leyenda, "Libertad a Julian Assange y Bradley Manning", un soldado raso estadounidense sospechoso de filtrar documentos.