Este domingo, cerca de 20 hombres atacaron durante 15 minutos con rifles y granadas, las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Lázaro Cárdenas y mataron a un policía y a dos civiles. En la balacera resultaron dos agentes y seis civiles heridos. Los agresores fueron perseguidos por toda la ciudad durante casi tres horas, durante las cuales se registraron varios intercambios de balazos que atemorizaron a la población.

La colocación de las mantas por grupos de desconocidos ocurrió a partir de las cuatro de la mañana de este lunes, y poco más de una hora después, las mismas fueron retiradas por el Ejército, informa el diario El Universal.

El texto de todas las mantas es una "Atenta invitación" a la sociedad mexicana para unirse en un frente común y acabar a los zetas, a quienes llama "bestias del mal". Además de la "Familia Michoacana", participan la rama mexiquense y la guerrerense y espera en el futuro conformar la "Familia Mexicana".

Las mantas fueron colocadas frente a las instalaciones de un hotel ubicado a la entrada del puerto así como en la Glorieta de Las Torres, en la plaza comercial de la Tenencia de Guacamayas, así como sobre el techo de un restaurante en la comunidad de Parotilla, sobre la carretera La Orilla-La Mira; otra más en La Mira, en el acceso al Campamento Minero; otra frente a la estatua de Morelos, en Acalpican, donde inicia la carretera costera hacia Manzanillo y otra frente a la gasolinera del lugar, en el centro turístico de Playa Azul.