Un diario noruego le dedicó una dura carta a Mark Zuckerberg