La madrugada de este martes, elementos de élite de la Policía Federal detuvieron al ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y a su esposa, María de los Ángeles Pineda, en una vivienda en la delegación Iztapalapa .

Tras ser cumplimentadas las órdenes de aprehensión en su contra, la pareja fue sacada del domicilio ubicado en el número 50 de la calle Cedro, en la colonia Tenorios, para trasladar a los detenidos a la SEIDO.

Al abordar la camioneta de la Policía Federal, refiere Excélsior, Abarca Velázquez confesó a los uniformados que lo capturaron: “estoy cansado de estarme escondiendo, ya no aguantaba la presión”.

A diferencia de su esposo, María de los Ángeles Pineda reclamó a un efectivo federal en el momento que intentó tomarla del brazo. “Ya déjenme, ¡qué se creen!”, refirieron los policías que estuvieron en el momento de la captura y traslado.

TE RECOMENDAMOS

Todo sobre la cobertura del caso Ayotzinapa