La Cámara de Representantes aprobó con 61 votos a favor y 53 en contra la ley Dream Act de Illinois, que ofrece a jóvenes indocumentados el acceso a una educación superior.

"El voto bipartidista en la Cámara de Representantes es verdaderamente histórico. Es una victoria para nuestro estado y un importante paso hacia un reconocimiento de las contribuciones de los inmigrantes", dijo Lawrence Benito.

Horas antes de la aprobación de la ley, el director adjunto de la Coalición pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), organizó junto con jóvenes indocumentados, líderes comunitarios y religiosos y simpatizantes una vigilia frente al Capitolio de Springfield, capital del estado, en apoyo a la iniciativa.

Luego del fracaso en el Congreso federal estadunidense de la Dream Act el año pasado, "este esfuerzo por lograr un Dream Act local muestra que Illinois no es sólo un estado amigable con el inmiogrante sino un líder nacional de un movimiento justo, humano y hacia situaciones prácticas en esta materia", dijo.

La Dream Act pasará al escritorio del gobernador de Illinois, Pat Quinn, para su firma, lo que se espera ocurra a más tardar la próxima semana.

Los derechos contra los migrantes surgieron a partir de la Ley Arizona (SB1070) que buscaba criminalizar a los indocumentados y considerar como sospechosos a todos aquellos que parecieran diferentes a los estadounidenses, aun cuando fueran ciudadanos de la Unión Americana.