El Gobierno de Chiapas reportó una cifra total de 27 personas muertas en ocho municipios como consecuencia de la contingencia climática que ha afectado a la entidad en los últimos días.

En un comunicado, explicó que las muertes, derivadas del paso de la tormenta tropical Matthew y el frente frío no. 3, ocurrieron en los municipios de Yajalón, Chilón, Amatán, Jiquipilas, Cintalapa, Angel Albino Corzo, Sitalá y Huixtla.

Destacó que este fenómeno provocó afectaciones menores en comparación con las generadas por otros, entre ellos el ciclón Stan en 2005, gracias al trabajo realizado en materia de prevención en todo el territorio estatal.

Sobre las víctimas, detalló que en el municipio de Amatán, específicamente en la comunidad Reforma y Planada, las lluvias dejaron 16 personas fallecidas, tras un alud que sepultó sus casas.

Aunado a ello, se registraron pérdidas humanas, de las que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dio cuenta por la crecida de afluentes; siendo los mismos afectados quienes confirmaron las cifras luego del llamado del gobierno estatal para rectificar datos de muertos y desaparecidos.

En el caso del municipio de Yajalón, la crecida de los ríos provocó el fallecimiento de tres personas: Domingo Guillén Cruz, de 33 años; Fidencio Esteban Vázquez López, de 27 años; y Elena Cecilia Martínez Alvarado, de 22 años.

Además, fue reportada ante el Ministerio Público la desaparición de tres habitantes más: Ignacia Cabrera Vera, de 88 años; Cristóbal Gómez Gómez de 22 años, y Miguel Angel Corzo González, de 21 años.

En tanto, el cuerpo de la joven Elena Cecilia Martínez Alvarado, de 22 años, fue reconocido y entregado a sus familiares, quien el día de los hechos, era acompañada por su novio de nombre Miguel Ángel Corzo González, de 21 años.

La madre del joven, Ana María González Sánchez, reportó la desaparición y señaló que Corzo González es originario de Tuxtla Gutiérrez y tiene tres años de residir en Yajalón.

El gobierno chiapaneco reiteró su llamado a los ciudadanos que conozcan de la desaparición de algún familiar, amigo, vecino o conocido, a presentar el reporte formal ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, con el objetivo de recibir todo el apoyo necesario para su pronta localización.

En caso detener conocimiento de algún deceso, el Ministerio Público, autoridad única facultada para dar fe de un fallecimiento, se abocará a lo conducente.