El papa Francisco dio un discurso en la sede de la ONU en Nueva York, en donde se pondrá por primera vez la bandera de El Vaticano