TUXTLA GUTIÉRREZ. Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de diversas regiones y de la Ciudad de México, reforzaron el plantón en la capital de Chiapas, que fue instalado desde el pasado 15 de mayo.

Profesores de las secciones 7 y 40 de la CNTE han confromado brigadas desde el pasado lunes para vigilar el centro de Tuxtla Gutiérrez, donde colocaron barricadas ante el posible desalojo por parte de la policía.

Maestros de la Asamblea Estatal Demócrata (AED) adherida a la CNTE en Chiapas, acordaron no levantar el plantón ni regresar a clases hasta que se abrogue la reforma educativa.

En un documento oficial emitido por la AED de la Sección 40, señaló que la posibilidad del regreso a las labores dependerá de la decisión que tome la sección 7, grupo que lleva el mando del movimiento magisterial y el cual aglutina 57 mil docentes.