La Policía italiana detuvo hoy a Pasquale Manfredi, considerado uno de los jefes de la 'Ndrangheta, la mafia calabresa, e incluido en la lista de los cien criminales italianos más peligrosos, siguiendo la pista de sus conexiones a la red social facebook.

El arresto fue posible gracias a que Manfredi solía conectarse a su página en facebook desde su escondite con un módem USB de conexión a Internet y lograron interceptar la señal.

Manfredi, jefe del clan Nicosia-Manfredi que controla la zona de Isola Capo Rizzuto, Crotone, estaba prófugo desde noviembre de 2009, tras ser acusado de asociación mafiosa, homicidio, extorsión, trafico de drogas y posesión ilegal de armas.

El mafioso fue arrestado en Isola Capo Rizzuto mientras intentaba escapar por la azotea de la casa que le había servido como escondite al darse cuenta de que el edificio estaba rodeado por agentes de policía.

Los investigadores consideran a Manfredi un "peligroso sicario" y le acusan de ser el autor de los homicidios de miembros de los clanes rivales Carmine Arena, asesinado con un bazuca en octubre de 2004 mientras circulaba en su coche blindado, y Pasquale Tipaldi, en diciembre de 2005.