Un estudiante de la UNAM, ganador de la medalla Gabino Barreda, fue asesinado por dos mujeres que pretendieron cobrar cinco pólizas de seguro de vida por 32 millones de pesos, según el periódico El Universal.

Rubén Romero Reberte Escalante de 20 años apareció muerto en la Colonia Jardín de la delegación Coyoacán con golpes en la cabeza y una herida en el cuello.

Las primeras investigaciones indicaban que se trataba de un crimen pasional entre homosexuales. Pero después de que Leslie Madelin Arellanes Arredón y Roxana Lizbeth Arredón Argüello, su novia y la madre de ésta, intentaron cobrar los seguros se llegó a otra conclusión

Romero Reberte decidió vivir con su pareja después de haber tenido un conflicto con su padre, situación que, a la postre, le costaría la vida.

Joel Díaz Escobar, fiscal de Homicidios de la Procuraduría capitalina informó que presuntamente Roxana planeó adquirir cinco pólizas de seguro a nombre de Rubén y como beneficiario directo a la abuela de Leslie, Ema Argüello.

Tras la muerte del estudiante, las mujeres se presentaron para reclamar el cuerpo asegurando que lo conocían y no tenía familiar alguno. Fue entonces que se encargaron de su funeral.

Sin embargo, al acudir a reclamar los seguros, una de las compañías se puso en contacto con la Fiscalía para informar el asunto y las autoridades se dieron cuenta que sí lo conocían y falsearon su declaración.

Al ser citadas, las mujeres fueron detenidas y arraigadas y aunque alegaron ser inocentes y haber sido víctimas de tortura, el Juez 36 de lo Penal determinó su consignación al Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla luego que las pruebas periciales que fueron contundentes. Tras la muerte del joven, las mujeres se mudaron de casa.

La policía investigó y confirmó que las mujeres vivían con Rubén en el domicilio de Tlalpan, donde los servicios periciales encontraron las ropas de la víctima con sangre, así como restos hemáticos también del joven en el piso del lugar.