El Colegio de Abogados Católicos de México llamó a la resistencia civil pacífica contra la reforma que permite los matrimonios de personas del mismo sexo en la capital del país.

El presidente del organismo, Armando Martínez, indicó que para contrarrestar la reforma aprobada en la ALDF se convocará a "una resistencia pacífica para que ninguna pareja se case en esta capital en tanto la definición de matrimonio no vuelva a su cauce natural".

Respecto a la adopción dijo que se insistirá con el gobierno federal para que haga un pronunciamiento, así como para que en ese cerco jurídico el DIF sólo permita tal práctica a parejas heterosexuales.

En entrevista, Martínez Gómez comentó que como parte de esa resistencia se está pidiendo a las parejas heterosexuales que no se casen en la ciudad de México y que lo hagan en entidades circunvecinas.

En ese caso, dijo, "pediremos que bajen el costo por matrimonio y enviaremos peticiones en los estados de México y Morelos para que ofrezcan un atractivo, a fin de aislar al Distrito Federal de esa celebración y del ingreso que podría tener por ese concepto" .

Recordó que contra la reforma ya se pronunciaron la Iglesia Ortodoxa, la Confraternidad de Iglesias Evangélicas y la Iglesia Católica y que la víspera hicieron lo propio 15 diócesis del país, incluida la de Acapulco, donde se realizó una manifestación masiva de fieles.

También acompañarán al PAN en la acción de inconstitucionalidad que promoverá contra la reforma aprobada por la ALDF y enviarán una excitativa a la Procuraduría General de la República para en caso de que se promulgue ejercite la acción de inconstitucionalidad.