Los pasajeros que viajen a Estados Unidos pasarán por medidas de seguridad reforzadas tras el fallido atentado contra un avión en Navidad, informa el periódico Reforma.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por su siglas en inglés) recomendó que los pasajeros lleguen al aeropuerto una hora antes de lo usual para vuelos hacia Estados Unidos.

Además, la agencia pidió a las terminales internacionales que implementen medidas adicionales de seguridad.

"Los pasajeros que vuelan a Estados Unidos desde el exterior deben atenerse a medidas de seguridad adicionales en aeropuertos internacionales, como mayores controles en la sala de embarque, incluyendo inspecciones y revisiones de bolsos", indicó la TSA en una nota en su sitio web.

"Durante el vuelo, se le pedirá a los pasajeros que sigan las instrucciones de la tripulación, como guardar sus artículos personales, apagar equipos electrónicos y permanecer sentados durante ciertos periodos".

La televisora de Milenio dijo que tampoco se permitirá que los pasajeros abandonen sus asientos al menos una hora antes del aterrizaje

La TSA señaló que los controles en los vuelos domésticos no sufrirán mayores cambios.

Pasajeros interrogados dijeron que los encargados de seguridad los revisaron, registraron sus equipajes de mano y se les impidió usar frazadas y equipos electrónicos durante el vuelo, además de que se les restringió el uso del baño.

El nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, de 23 años, intentó hacer volar un avión de Northwest Airlines, que administra Delta Airlines, mientras se aproximaba a Detroit en un vuelo desde Amsterdam, con casi 300 personas a bordo.