Con la tarjetas de crédito
–Nunca lleves todas tus tarjetas de crédito, y las que traigas contigo, cárgalas en un lugar distinto al de la billetera.

–Denuncia de inmediato ante el Ministerio Público y en los bancos si eres víctima del robo de una de estas tarjetas.

–Si requieres hacer compras por teléfono, asegúrate de que la empresa vendedora sea de reconocido prestigio.


Al transeúnte
–Al caminar por la calle observa a tu alrededor y permanece siempre alerta.

–Durante el día, evita caminar por calles solitarias o poco transitadas.

El bolso
–Coloca tu bolso de mano hacia la parte interna de la acera y sujétalo fuerte, así evitarás que te lo arrebaten.

El hogar
–Antes de llegar a casa saca tus llaves, observa a tu alrededor y utiliza el menor tiempo para entrar.

–Siempre ilumina las áreas exteriores y el acceso a tu domicilio.

De paseo
–Al salir de paseo con tu familia, hazlo solo con el dinero necesario.

–Procura ser discreto. Evita llamar la atención llevando objetos personales muy valiosos u ostentosos, como joyas o dinero en efectivo.

De compras
–Es recomendable hacer compras y otras actividades en compañía de la familia.

–Usa ropa y zapatos cómodos que permitan moverte rápido y con facilidad

De noche
–Camina separado de la pared y en sentido opuesto a la circulación de los vehículos, tu camino será más seguro.

–Cuando detectes grupos de personas que se aproximen a ti, evítalos y no te detengas, dirígete a un establecimiento público y pide ayuda

En el banco
–Si te encuentras en el interior de una sucursal bancaria, desconfía de cualquier persona que te ofrezca su ayuda.

–Nunca permitas que otra persona se te acerque mientras estás realizando alguna operación en la ventanilla.

–Si acudes a sucursales bancarias observa que cuenten con vigilancia interna y externa.