De acuerdo con reportes policiacos preliminares, las fuerzas militares sorprendieron al comando armado durante un patrullaje a la altura del municipio de General Treviño en Nuevo León.

Peritos en Criminalística y del Servicio Médico Forense de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJE) fueron enviados al lugar del tiroteo para recoger los cadáveres y trasladarlos al anfiteatro del Hospital Universitario, además de coadyuvar en la recolección de evidencias.